Skip to main content
José Manuel Bermúdez
Alcalde de Santa Cruz de Tenerife

Noticias

El alcalde y el concejal departen con el presidente de Bancoteide, Hernán Cerón

El alcalde y el concejal departen con el presidente de Bancoteide, Hernán Cerón

Santa Cruz sufragará gastos generales de las entidades de reparto de alimentos en 2019

06.11.2018 14:42

El alcalde y el concejal de Atención Social ponen en valor el voluntariado que contribuye junto a las instituciones públicas al bienestar social en la capital

El alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez, comunicó hoy a las 44 entidades de reparto solidario de alimentos que operan en el municipio que el Ayuntamiento está en disposición de sufragar, parcialmente o en su totalidad, los gastos generales (alquiler, electricidad y agua) de estas organizaciones a partir del ejercicio 2019.

Bermúdez, acompañado por el séptimo teniente de alcalde y concejal de Atención Social, Óscar García, giró visita hoy al banco de alimentos (Bancoteide) que nutre a estas entidades de los víveres que después distribuyen entre las familias más necesitadas de los cinco distritos de Santa Cruz.

El regidor santacrucero, que destacó la extraordinaria contribución de estas entidades formadas por voluntarios en el bienestar de entre ocho y diez mil familias de la ciudad, informó de que hasta el momento estas organizaciones acuden a la línea general de ayudas municipales, mientras que a partir de 2019 van a disponer de una línea específica para atender sus necesidades.

Bermúdez advirtió que el Ayuntamiento aún está estudiando la fórmula más oportuna para canalizar estas nuevas ayudas para gastos generales, que probablemente se encaucen a través de las entidades matrices (Bancoteide principalmente y Cruz Roja).

El concejal del área, Óscar García, coincidió en el diagnóstico de que “la cooperación entre la Administración y el voluntariado en el terreno social es un método de éxito, porque llega aún más lejos, a más familias y situaciones de necesidad, que sin esta complicidad, posiblemente no podríamos atender”.

En este sentido, recordó que el área de Atención Social destina anualmente sendas partidas presupuestarias de 50.000 euros a las dos organizaciones asociadas de distribución, “lo que convierte a Santa Cruz en el único ayuntamiento tinerfeño que aporta una financiación complementaria con este fin, de forma que además del reparto de alimentos podamos ofrecer actuaciones específicas dirigidas a la inclusión social de las familias beneficiarias”.

Como es conocido, Cruz Roja y el Banco de Alimentos son las dos entidades que se encargan en Canarias y en el resto de España de distribuir los contingentes alimenticios procedentes del Fondo Europeo de Ayudas a las Personas Más Desfavorecidos (FEAD) y del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA), con cargo a recursos de la Unión Europea (85%) y del Gobierno de España (15%).

Transporte y Voluntariado

En el curso del encuentro, al que también asistió el presidente de Bancoteide, Hernán Zerón, las entidades de reparto de alimentos transmitieron al alcalde las dificultades que en ocasiones encuentran para desarrollar eficazmente el transporte de los víveres a las familias, tanto por la antigüedad de los vehículos como por la justificación asociada de gastos.

Al respecto, el alcalde se ofreció a intermediar ante el Cabildo Insular para buscar soluciones al transporte solidario de alimentos, de forma que se facilite y nunca se obstaculice una actividad vital para que la ayuda alimentaria llegue a los hogares de las familias.

Especialmente significativa fue una reflexión compartida por las entidades abogando por sensibilizar y promover el voluntariado entre la población joven.

Sobre el particular, algunas organizaciones confesaron la dificultad de encontrar voluntarios y la importancia, no sólo efectiva sino formativa, que tendría que más jóvenes se implicasen en el reparto de alimentos en la capital.

Tarjeta complementaria, no sustitutoria

Por último, el concejal de Atención Social informó de que la inminente entrada en funcionamiento de la tarjeta electrónica de alimentos “no es en ningún caso una medida sustitutoria a la labor que desarrollan las entidades de reparto, sino complementaria, que nos permitirá ofrece un servicio aún mejor”.

García indicó que la tarjeta social “viene a sustituir y a mejorar el sistema actual de prestaciones económicas (PEAS) de alimentos, que en el último ejercicio cerrado (2017) ha alcanzado un volumen próximo a 14.000 ayudas directas (13.824)”.