Santa Cruz de Tenerife se adhiere a la 'Agenda 21 de la Cultura'

Logotipo Agenda 21 de la Cultura

 

En la pasada sesión el pleno de la Corporación aprobó por unanimidad su adhesión al documento

El documento, denominado “Agenda 21 de la cultura”, fue refrendado hace ocho años por más de 300 ciudades y gobiernos locales en el IV Foro de Autoridades Locales de Porto Alegre, reunido en Barcelona, como texto “orientador de las políticas públicas de cultura y como contribución al desarrollo cultural”. Es el primer documento, con vocación mundial, que apuesta por establecer las bases de un compromiso de las ciudades y los gobiernos locales para el desarrollo cultural.

En la actualidad, el documento es impulsado y respaldado por la organización “Ciudades y Gobiernos Locales Unidos – CGLU” que desarrolla iniciativas y programas de acción basados en los principios de gobierno local autónomo y de la cooperación internacional, especialmente a través de la cooperación y el desarrollo de proyectos de manera descentralizada entre gobiernos locales y asociaciones de gobiernos locales, la búsqueda de financiamiento, entre otros objetivos.

La “Agenda 21 de la Cultura” propone una herramienta, un modelo o marco de referencia para analizar y fundamentar las políticas culturales locales, para considerar la cultura como dimensión transversal en el conjunto de las políticas locales y para sensibilizar hacia la cultura; un modelo que se pretende “internacional” pero que fundamenta su implementación en ámbito local.

La “Agenda 21 de la Cultura” pretende contribuir a reforzar la centralidad de las políticas culturales locales, impulsar su dimensión transversal e inclusiva, abogar por mayores recursos, desarrollar el trabajo en red entre los municipios, e internacionalizar y configurar la cooperación cultural como un objetivo estratégico, de las instituciones locales que la adoptan.

El actual contexto económico obliga a revisar las prioridades en la asignación de recursos públicos. Sin embargo, el reajuste cuantitativo no debería afectar a la valoración cualitativa de la cultura como elemento estructurante en ámbitos tan dispares como el territorial, social o económico.

Principios y compromisos Los principios de la “Agenda 21 de la Cultura” se fundamentan en la defensa de la diversidad cultural, el desarrollo sostenible, la salvaguarda de los derechos culturales como expresión concreta de los derechos humanos, la garantía del acceso a las diferentes formas de expresión artística sin distinción o la apuesta por los espacios públicos como plataformas para la inclusión social.

Las instituciones adoptantes de la “Agenda 21 de la Cultura” se comprometen a establecer líneas de trabajo a través de sus políticas culturales que refuercen los principios declarados anteriormente.