Ignacio González durante su visita al colectivo de musulmanes residentes en Tenerife

Bienestar Social y el Distrito Centro buscarán un nuevo local para la comunidad musulmana

30/04/2010 - 14:06

Ignacio González los animó a constituirse en ONG y a realizar acciones sociales que les permitan recibir subvenciones

El concejal de Bienestar Social y del Distrito Centro del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, Ignacio González, mantuvo recientemente un encuentro con el colectivo de musulmanes residentes en Tenerife y que se concentran, de forma mayoritaria en la capital. 

A dicha reunión asistieron también el director del Distrito Centro, Fernando Ballesteros, y el presidente de la Comunidad Musulmana de Tenerife, Hassan Acheb Benejemi después de que el propio Acheb se dirigió al director territorial para solicitar la posible cesión, en el régimen que se convenga, de algún local. 

González mostró la predisposición de las áreas que dirige a buscar el espacio óptimo al efecto de que sea utilizado como lugar de encuentro y rezo del colectivo musulmán. “Trataremos de lograr un espacio idóneo, sea municipal o mediando dentro de las posibilidades que tengamos, para que algún particular lo ceda, y puedan desarrollar su actividad”, consideró González. 

Actualmente, Santa Cruz de Tenerife cuenta con la mezquita situada en la Calle Calvo Sotelo, que presenta una superficie de unos 90 metros cuadrados. Dicho enclave, según Acheb, se ha quedado pequeño para albergar a un colectivo en el que se reúnen, a diario, unas 190 personas, cifra que se incrementa los viernes hasta las 250 personas.

 Con arreglo al censo aportado por Hassan Acheb, la Comunidad Musulmana en Tenerife cuenta con unos 9.800 residentes musulmanes en la isla, de los cuales casi la mitad, unos 4.400, están establecidos en la capital. En el conjunto del Archipiélago, el colectivo asciende a casi 40.000 residentes, según los datos ofrecidos por su presidente en Tenerife.  

Por estas razones, han solicitado al Distrito Centro la habilitación de un local de unos 200 metros cuadrados, producto del crecimiento del colectivo en los 13 años que lleva abierta la mezquita de Calvo Sotelo. El objetivo de esta petición es garantizar las clases de árabe y cultura islámica que ofrece, además de que sirva como lugar de reunión.  

Soluciones

El edil animó al colectivo musulmán a que se constituya como ONG y colabore en la realización de acciones sociales, de modo que ello les permita además recibir subvenciones. 

“Estamos por la colaboración en todo lo que sea posible con el colectivo musulmán y, en este caso concreto, se trata de una comunidad que lleva muchos años con presencia en la Isla y en la ciudad”, explicó González.

 La Comunidad Musulmana de Tenerife cuenta ya con una dilatada presencia en la Isla, toda vez que su constitución data de hace casi tres lustros, en 1996. Un año después, se produjo su inscripción oficial en el Registro de Entidades Religiosas, dependiente del Ministerio de Justicia.