< Santa Cruz renueva su apuesta por el capital humano en la novena edición de Tecnológica
El alcalde y concejalas, con las homenajeadas

El alcalde y concejalas, con las homenajeadas

Aspecto del Salón de Plenos durante el acto institucional

Aspecto del Salón de Plenos durante el acto institucional

Santa Cruz prestigia el protagonismo y la huella de las mujeres en el mundo científico

21/03/2019 - 23:14

Marisa Tejedor, Antonia Varela, Carolina Martínez y Teresa Giráldez, distinguidas en el acto institucional que conmemora el Día de la Mujer

El salón de plenos del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife acogió esta noche el acto institucional conmemorativo del Día Internacional de la Mujer que, en esta ocasión, puso de manifiesto el protagonismo y la huella de las mujeres en el campo de la Ciencia, de la Divulgación y de la Formación Superior.

Con este motivo, el Consistorio distinguió solemnemente a Marisa Tejedor Salguero (Biología), Antonia Varela Pérez (Astrofísica), Carolina Martínez Pulido (Biología) y Teresa Giráldez Fernández (Bioquímica) como ejemplo inequívoco del papel determinante que las mujeres han conquistado por derecho propio con su contribución a distintos campos científicos y del saber humano.

Tanto Carolina Martínez como Teresa Giráldez no pudieron acudir al homenaje y estuvieron representadas por personas allegadas, debido precisamente a encontrarse en el extranjero en una estancia de investigación.

En un acto entrañable, celebrado en un salón de plenos muy concurrido y presidido por el alcalde de la capital, José Manuel Bermúdez, el Ayuntamiento homenajeó la trayectoria de las cuatro científicas y dio paso después a la entrega de premios del certamen anual de relatos breves ‘Mujeres’.

En su intervención, el alcalde recordó a los presentes en el acto institucional que “defender la igualdad es combatir el privilegio y por eso hoy nos citamos en este salón de plenos: para volver a alzar la voz –humilde pero solemnemente– a favor de la igualdad entre hombres y mujeres”.

“Cuando se advierten nuevos riesgos en el combate que libra una buena parte de la sociedad en pro de una igualdad efectiva y real, Santa Cruz toma partido. Y lo hace con la fuerza de la razón, porque hay razones de fuerza para hacerlo. No podemos ni queremos mirar hacia otro lado”, aseguró.

“Así que esta noche -continuó- desde este pequeño rincón del Atlántico, desde esta ciudad que quiere latir para siempre con el pulso de la igualdad, volvemos a aportar nuestro granito de arena para contribuir a un proceso que queremos irreversible, definitivo”.

Abriendo camino

El alcalde destacó entonces la ejemplaridad de las cuatro científicas objeto del reconocimiento municipal como mujeres que “han trabajado en el progreso de la ciencia, pero al mismo tiempo, en el de la propia mujer”.

“Abriendo caminos. Explorando grandes universos y desentrañando partículas pequeñas. Batiéndose desde la razón, el conocimiento y la lucidez –desde el intelecto– por la igualdad. Ejerciendo la ciencia y la docencia. Actuando sobre la educación, que debe ser el pilar sobre el que se asiente la nueva realidad”, manifestó.

El regidor, que relató la destacada trayectoria de Tejedor, Varela, Martínez y Giráldez en el campo de la investigación, divulgación y formación científicas, recordó el ejemplo de vida de la primera científica de la que se tiene noticia: Hypatia de Alejandría, que fue asesinada hace 1.700 años por la intolerancia religiosa al no querer abjurar de sus conocimientos.

En una intervención de agradecimiento en nombre de las cuatro científicas, Marisa Tejedor hizo un recorrido del papel de la mujer en el mundo de la ciencia a lo largo de la historia y describió cómo ha ido ganando peso en las sociedades occidentales, también en España.

“Somos optimistas. Se ha avanzado mucho pero queda camino por recorrer para reconocer el prestigio de la mujer española en el campo científico”, señaló Tejedor.

Desde la razón

Por su parte, la segunda teniente de alcalde, Marisa Zamora, como concejala responsable en materia de Igualdad, explicó que el reconocimiento de las 4 científicas lo es también a cuantas mujeres, siguiendo el ejemplo, ganan prestigio en disciplinas o actividades vinculadas históricamente al género masculino.

Zamora confesó que “vivimos momentos duros pero también apasionantes en la lucha por la igualdad. En los últimos dos años hemos visto manifestaciones masivas de mujeres de toda condición –y hombres también- aferrados a unos principios que deben ser elementales”.

“Y lo seguiremos haciendo -advirtió- pero siempre desde la mesura, desde la razón, que es donde se ganan las batallas intelectuales. No podemos ni debemos responder al extremismo con extremismo; debemos seguir fieles a una lucha que se basa en la convicción de que la razón está de nuestra parte”.

Premiadas

El acto solemne se completó con la entrega de los premios correspondientes al XIII certamen de relatos breves ‘Mujeres’, que organiza el área de Igualdad municipal y que edición tras edición incrementa el número de participantes.

En esta ocasión, el primer premio recayó en la obra ‘Radio Vigo’ de María Rodríguez, mientras que el premio a la mejor autora local fue para María Elena Morales por el relato ‘El ave que me llevó al Chapare’.

El primer accésit correspondió a Elena Alonso por la obra ‘Chicas Listas’; el segundo y tercero, respectivamente, para Gema María Otero y Katya Vázquez por ‘La mirada de yo’ y ‘Una cocina propia’.

Completando la relación de premiadas, Beatriz Imbert con ‘Estocolmo’ logró el cuarto accésit y Gloria Fernández el quinto con su relato ‘Vestir al desnudo’.

En nombre de las premiadas, la ganadora, María Rodríguez, de origen gallego y vecina de Santa Cruz, expresó su rechazo explícito ante el machismo y sus peores consecuencias, recordando con tacto pero con firmeza su propia experiencia personal.

Este certamen, que se enmarca en la agenda del tercer Plan Municipal de Igualdad de Oportunidades, es abierto a cualquier autora mayor de 18 años y está dotado con sendos reconocimientos económicos, de 2.000 y 800 euros, para el primer premio y el primer accésit, respectivamente; y de 450 euros para el mejor relato de una autora del municipio.

Con todos los relatos premiados se editará una publicación conjunta.