El alcalde de la ciudad, José Manuel Bermúdez, se dirige a los participantes en el XIII Encuentro Jugar y Convivir desde el escenario del Teatro Guimerá.

El alcalde de la ciudad, José Manuel Bermúdez, se dirige a los participantes en el XIII Encuentro Jugar y Convivir desde el escenario del Teatro Guimerá.

Santa Cruz se convierte esta semana en la sede del XIII Encuentro Jugar y Convivir

02/04/2019 - 15:25

Ocho centros escolares de Madrid, Cádiz, Valladolid, Barcelona y Tenerife se citan en la capital para trabajar los ámbitos personal, social y ambiental

Santa Cruz de Tenerife acoge desde ayer, lunes, y hasta este viernes el XIII Encuentro Jugar y Convivir, que reúne en la ciudad a 300 alumnos de ocho centros escolares de Madrid, Cádiz, Valladolid, Barcelona y Tenerife con el propósito de trabajar los ámbitos personal, social y ambiental combinándolo con la educación artística y cultural de cada una de las regiones participantes.

El alcalde de la ciudad, José Manuel Bermúdez, dio la bienvenida a los participantes, durante un acto celebrado en el Teatro Guimerá de la capital tinerfeña, junto al director del CEIP Ofra-Vistabella, Luis Cesteros, como anfitrión de la cita, y el cuarto teniente de alcalde y concejal del Distrito Ofra-Costa Sur, Dámaso Arteaga.

Tras recordar que es la tercera vez que la ciudad acoge este encuentro, Bermúdez destacó que los centros escolares de Santa Cruz “son escuelas para la convivencia” y agregó que precisamente a esas edades tempranas “es donde debemos inculcar la semilla de la tolerancia para que luego crezca y dé forma a ciudadanos solidarios, tolerantes y ejemplares”.

“Cada uno desde sus responsabilidades –añadió el alcalde– debe colaborar para que esa formación en valores, que es la más importante, se consolide en la comunidad escolar y luego, con el tiempo, se extienda de manera natural a toda la ciudadanía”.

En esta decimotercera edición toman parte los CEIP Víctor Pradera y Lepanto (Leganés), Maestra Caridad Ruiz (Sanlúcar de Barrameda), Miguel Hernández (Laguna de Duero) y las escuelas Germans Corbella Cardedeu, Pompeu Fabra y Moianés Levant (Barcelona), además del mencionado centro anfitrión de Ofra-Vistabella (Santa Cruz de Tenerife).

El objetivo básico de esta iniciativa es favorecer una educación desde la comprensión y el respeto, aumentando la capacidad de comunicación y la interacción con jóvenes de otros puntos de la geografía nacional para favorecer la diversidad cultural.