El diálogo da resultado

Publicado en 'El Día', el 12 de febrero de 2017

El Gobierno de Canarias y el Ayuntamiento de Santa Cruz alcanzamos esta semana un acuerdo para la implantación de la  denominada “tarifa única” del taxi, con lo que hemos cumplido el compromiso adquirido con la representación mayoritaria del sector y plasmado, junto a otros objetivos, en una hoja de ruta consensuada el 22 de diciembre.

El citado acuerdo ha sido fruto de la negociación, el diálogo y la voluntad de entendimiento entre las dos administraciones, por un lado, y por el trabajo conjunto y constructivo del Ayuntamiento con las principales agrupaciones de taxistas.

Quiero agradecer en este punto la predisposición de la Consejería de Economía, Industria y Comercio del Gobierno de Canarias, organismo competente en materia de precios, para sacar adelante la “tarifa única” y, de paso, corregir una injusticia con el sector del taxi en Santa Cruz, el único de la Isla que hasta el momento no podía disfrutar de la misma.

Queda demostrado –una vez más– que la mejor manera de avanzar es aunando voluntades, alimentando consensos y propiciando un diálogo en torno a un diagnóstico compartido.

El Ayuntamiento y el sector mayoritario del taxi tenemos un plan diseñado con el objetivo último de mejorar el servicio que se presta a los ciudadanos y de incrementar su competitividad. Un plan que también incluye aspectos como el rescate de licencias, la implantación de vehículos adaptados para personas con problemas de movilidad reducida o la uniformidad.

Estas últimas dos semanas hemos dado nuevos pasos. El 3 de febrero el Boletín Oficial de la Provincia de Santa Cruz de Tenerife (BOP) publicó las bases de las subvenciones para el fomento del taxi adaptado y su uso por personas con movilidad reducida en la capital tinerfeña. Los Presupuestos municipales recogen una partida de 60.000 euros para la adaptación de nuevos vehículos y otra de 9.000 euros para los que ya lo están y realizan esa labor en la ciudad.

También hemos implementado la uniformidad entre los profesionales del taxi desde este 1 de febrero, aspecto que refuerza la imagen del servicio.

Capítulo aparte merece el rescate de licencias, un asunto que no es nuevo, ni mucho menos. Desde el año 2011 el Ayuntamiento viene aportando fondos, junto al Cabildo insular, para el rescate de las citadas licencias. Es más, existe un acuerdo plenario –del viernes 23 de diciembre– para destinar 2 millones de euros en el Presupuesto de 2017 para continuar el rescate, con 71 licencias más. De esa cantidad, 1,1 millones de euros serán aportados directamente por el Consistorio, mientras que los 900.000 restantes serán aportados por el Cabildo de Tenerife.

El objetivo municipal es gestionar otras 71 licencias en 2018 y que el número restante de licencias que queden –hasta llegar a las 732– se rescaten en 2019.

Como se puede deducir de todo lo anterior, hemos avanzado enormemente en los últimos meses. Y lo hemos hecho de la manera que garantiza el éxito: desde el diálogo y el consenso.

Seguiremos trabajando codo con codo con los taxistas de Santa Cruz, desde la tranquilidad de contar con un diagnóstico de necesidades y con unos objetivos plenamente compartidos.

Sin prisa, sin pausa, y sin presiones.

José Manuel Bermúdez Esparza